By Pass Gástrico Laparoscópico

Home / By Pass Gástrico Laparoscópico

By Pass Gástrico Laparoscópico

Restrictiva: Creación de un pequeño estomago de aprox. 30 ml., el que se separa del resto del estómago a través de grapas o corchetes, por lo tanto se restringe la cantidad de ingesta de alimentos por esa vía.

Malabsortiva: Se realiza una derivación de un segmento de intestino delgado, consiguiendo así que el alimento no tenga contacto con este segmento de intestino, por lo tanto no absorbe estos nutrientes (malabsortiva).

Laparoscopía (Cirugía Mínimamente Invasiva): El by-pass gástrico lo realizamos por vía laparoscópica, lográndose una recuperación más rápida, menos dolor, menor porcentaje de infección de herida operatoria, menor probabilidad de producción de hernias de pared, alta más pronta y una reincorporación laboral más rápida.

Hospitalización: La hospitalización varía entre 3 y 5 días dependiendo de la evolución y recuperación del paciente.

Realimentación: La realimentación después de la cirugía comienza generalmente al 2º día con agua y líquidos de forma fraccionada y progresiva. La segunda semana posterior a la cirugía se inicia papilla y al mes comienzan con alimentos picados.

Pérdida de Peso: Con esta técnica quirúrgica se alcanza una baja de peso de aprox. un 70% del exceso de peso al primer año, con una mejoría o regresión importante de las enfermedades asociadas a la Obesidad (Diabetes, Hipertensión, Dislipidemia, etc.)

Suplementación: Posterior a la cirugía se debe seguir con aporte oral de vitaminas y Fierro, para evitar déficit de estos nutrientes. Además de un periódico control con el equipo multidisciplinario tratante.