Balón Intragástrico

Home / Balón Intragástrico

Balón Intragástrico

Elipse – Orbera – Spatz

 

 

@doctorvillagran

@dr.nasser.eluzen

Nuevo Balón Intragástrico ELIPSE

Disponible en CLINyCO a partir de Septiembre de 2019.

Revolucionaría forma de bajar de peso llega a nuestro centro.  No requiere cirugía, anestesia o endoscopía para su instalación y retiro.

El balón viene al interior de una pequeña cápsula que es ingerida por el paciente con un vaso de agua y monitoreada con rayos X para su correcta ubicación en el estómago.

Una vez instalado en el estómago, se llena con suero.  El dispositivo tiene una capacidad de 550 cc y genera saciedad lo que se traduce en que el paciente coma menos y baje de peso.

El tratamiento contempla el apoyo del equipo multidisciplinario. Tal como todos los tratamientos como la cirugía y otros balones, el éxito del tratamiento radica en la incorporación de hábitos saludables, conducta y ejercicio.

El balón comienza a perder su contenido líquido transcurridos cuatro meses, migra por el intestino y se expulsa de forma natural.

Está dirigido a personas con obesidad y sobrepeso y permite bajar entre 8 a 14 kilos, dependiendo de la adhesión al tratamiento.

El programa incluye una balanza digital que registra el peso, y la composición corporal, y se conecta a una app del smartphone que ayuda al paciente y su equipo médico a llevar un mejor seguimiento de su proceso.

Los balones gástricos tienen un objetivo: ayudar a reducir el peso del paciente.

Ocupan espacio en el estómago para tener la sensación de saciedad y reducir la ingesta.

Los balones tradicionales se colocaban y retiraban mediante Endoscopía.

Una nueva generación de balones intragástricos, que se colocan sin necesidad de pasar por Anestesia o Endoscopía, están saliendo al mercado. Entre ellos, está cogiendo fama la «cápsula Elipse», o balón elipse, un dispositivo intragástrico innovador, desarrollado por la empresa Allurion y adoptado por numerosas clínicas privadas y nosotros actualmente.

¿Qué es el balón intragástrico y cómo funciona?

El balón elipse es un balón intragástrico, que se instala sin anestesia, sin endoscopia y sin cirugía,

Elipse Complete Dark Blue

Comenzó a utilizarse a finales de 1980, con endoscopía, años después aparecieron los primeros balones intragástricos no invasivos.

Las ventajas que tienen frente a los balones antiguos, es que evitamos la sedación, la endoscopia de instalación y la endoscopía de retiro.  El nuevo balón tiene una forma elíptica, como indica su nombre, que ayuda a evitar los efectos indeseables de desplazamiento, es lo último que ha salido para el tratamiento de sobrepeso y obesidad.

Es una cápsula no mucho más grande que una píldora, unida a una pequeña cánula. Esta se traga y, en el interior del estómago se rellena con suero salino, reduciendo el espacio disponible en el estómago hasta casi la mitad. De esta manera se reduce la sensación de hambre. Con este balón,  en cuatro meses se puede reducir hasta quince kilos de peso corporal».

El balón se va degradando durante este tiempo. «No hay que hacer endoscopia para sacarlo, sino que el balón se va degradando de dentro hacia afuera, gracias a una válvula por la que vacía el líquido. Los restos se eliminan mediante las heces y la orina, sin más intervención.

A diferencia de otros balones, el elipse no necesita más que una sesión para colocarlo. No tiene mayores complicaciones porque lo peor que puede pasar es que el balón se deshinche y desaparezca antes de tiempo.

Los pacientes ingieren la cápsula, y se hace una radiografía. «Comprobamos que el balón está en el estomago y por el catéter se introduce la solución salina. En 7 minutos se llena el balón y se retira el catéter y ya está».

«Hay que recetar antiheméticos para evitar los vómitos durante los dos días siguientes«, comenta la especialista, «Y dieta líquida, durante algunos días, y papillas posteriormente.

 

Allurion

Tras esta única visita, en la que se implanta el balón intragástrico, se hace un seguimiento semanal para comprobar que todo funciona adecuadamente. Además, el kit de Allurion incluye, según nos cuentan, una balanza electrónica con impedancia y conectada a una aplicación de móvil.

Balón intragástrico: ¿qué te espera después de esta operación?

La aplicación permite hacer un control directo del peso de los pacientes, de manera que el equipo clínico puede controlar si hay algún cambio inesperado o alguna cuestión imprevista. De esta manera, se aprovecha también el entorno digital con el fin de mantener la monitorización en la salud de los pacientes.

Funcionará solo si cambiamos de hábitos

Con el balón se pierde peso sí o sí porque no puedes comer.

La pérdida de peso, se debe a la sensación de saciedad que impide que sigamos comiendo. Sin embargo, y aunque parece lógico, seguimos haciéndonos la pregunta. Está claro que la pérdida de peso se dará durante los cuatro meses que se lleva el balón. ¿Pero, y después?

No es suficiente con colocar el balón gástrico. No se trata solo de colocar el balón, que ya de por sí ayuda a reducir el peso, sino de reeducar al paciente, nutricional y dietéticamente.

Durante el tratamiento, gran parte de la intervención consiste en trabajar en un cambio de estilo de vida hacia hábitos saludables. Sin esto, tal y como muestran los estudios, el balón intragástrico no garantiza una reducción de peso óptima. Por tanto, no podemos dejar todo el peso en el dispositivo.

Sistema alternativo para el tratamiento de la Obesidad.
Se instala endoscópicamente. Se llena con solución salina con 400 a 800 ml. Ayuda a los pacientes a sentir saciedad en forma más precoz.

Está indicado en pacientes con IMC muy alto y con gran riesgo operatorio, como método para conseguir una reducción de peso previo a una cirugía de Bariátrica y así disminuir el riesgo perioperatorio.

Pacientes Obesos con contraindicación de cirugía por otra causa o que no deseen realizarse tratamiento quirúrgico. Pacientes con sobrepeso u Obesidad Leve. Se debe retirar a los 6 meses.