Hernias de Pared Abdominal

Home / Hernias de Pared Abdominal

¿Qué es una Hernia?

Una hernia corresponde a una debilidad de la pared abdominal, protruye así, contenido de la cavidad abdominal por fuera de los límites naturales (Grasa Intraabdominal y/o Intestinos). Ocurre cuando se debilitan las capas internas del músculo abdominal, a raíz de lo cual se produce un abultamiento.
De un modo similar a una cámara que se mete a través de un neumático dañado, el revestimiento interno del abdomen atraviesa el área debilitada de la pared abdominal y forma un pequeño saco que se asemeja a un globo.

*Esto puede permitir que un segmento intestinal o tejido abdominal se “meta” en dicho saco.

La hernia puede ocasionar dolor severo y otros problemas potencialmente serios que pudieran hacer necesaria una cirugía de emergencia.

  • Tanto a hombres como a mujeres se les puede producir una hernia.
  • Es posible nacer con una hernia (congénita) o bien se puede desarrollar una con el paso del tiempo.
  • Una hernia no se mejora al pasar el tiempo ni desaparece por sí sola.

Descargar el Brochure – Manual explicativo Hernias – Vesícula.

    ¿Qué es lo que produce una Hernia?

La pared del abdomen tiene áreas naturales de debilidad potencial. Las hernias pueden desarrollarse en estas u otras áreas debido a un gran esfuerzo sobre la pared abdominal, al envejecimiento, una lesión, una vieja incisión o una debilidad presente desde el nacimiento. Cualquiera puede desarrollar una hernia a cualquier edad.
En adultos, una debilidad natural o un esfuerzo al levantar objetos pesados, una tos persistente, dificultad para mover el vientre o para orinar pueden hacer que la pared abdominal se debilite o se separe.
La mayor parte de hernias unilaterales se originan en el lado derecho. Sin embargo, se ha identificado que hasta casi 33% de los pacientes sometidos a reparación de hernia inguinal unilateral desarrolla una hernia contralateral.

  • Tos crónica.
  • Trabajos con fuerza.
  • Tabaquismo.
  • Enfermedades de próstata.
  • Ascitis.
  • Deportes con fuerza.
  • Embarazo.
  • Trabajo de pie en exceso.
  • Antecedentes familiares.
  • Sobrepeso.
  • Obesidad.

Las ubicaciones más comunes de las Hernias

  1. La ingle (Inguinales).
  2. El ombligo (Umbilicales).
  3. Cicatrices de Cirugías Previas (Incisionales).
  4. Epigástrica (Sobre el Ombligo).
  5. Femorales.

¿Síntomas y Diagnóstico?

¿Cómo sé si tengo Hernia?

Tal vez note un abultamiento debajo de la piel. Es posible que sienta dolor al levantar objetos pesados, al toser, al hacer fuerza cuando orina o mueve el vientre, o cuando permanece de pie o sentado durante períodos prolongados.
El dolor puede ser agudo e inmediato o bien un dolor sordo que empeora hacia el final del día.
Dolor severo y continuo, enrojecimiento y sensibilidad son señales de que la hernia puede estar atrapada o estrangulada. Dichos síntomas son motivo de preocupación e indican que debe comunicarse de inmediato con su médico o cirujano.

¿Cómo se diagnostica una Hernia?

A – Historia Clínica y Examen Físico

  • Características del dolor.
  • Tiempo de duración.
  • Relación con los esfuerzos.

 

El Examen Físico:

Palpación digital de las áreas de proyección de los orificios inguinales superficial y profundo y palpación del superficial por invaginación de la bolsa escrotal.

La aparición de dolor de iguales características al desencadenado por el ejercicio al realizar alguna de estas maniobras, hace sospechar la presencia de hernias.

 B – Diagnóstico con imágenes:

El Ultrasonido (Ecografía de Pared Abdominal) es útil en diagnóstico diferencial de dolor abdominal no visceral o inguinal.

   “La Ecografía ofrece la ventaja de la exploración dinámica mientras que la resonancia magnética permite el diagnóstico de lesiones óseas, articulares o tendinosas que deben ser consideradas en el diagnóstico diferencial, pero su carácter estático reduce la posibilidad de identificar defectos o pequeñas protrusiones de la pared posterior de la ingle”.

¿Cuándo debo tratar mi Hernia?

Muchos pacientes han estado viviendo con su hernia durante muchos años sin ningún problema. Aunque existe la posibilidad de que cualquier hernia podría convertirse en una emergencia (incarceración o estrangulación), las posibilidades de que esto ocurra sigue siendo pequeño: alrededor de 1% a 2% por año. Desde las hernias no desaparecen por sí solos, y que constantemente se hacen más grandes, los médicos recomiendan que se reparan antes de que se conviertan en grandes y dolorosas que pueden hacer que la recuperación sea más difícil. Además, la mayoría de los pacientes se presentan con un cirujano con el tiempo después de que la hernia se hace incómodo e interfiere con su calidad de vida.

¿Cuál es el tratamiento?

Una Incisión de aproximadamente 7 cm debe ser realizada en la zona de la Hernia.

Luego se procede a identificar estructuras y reparación de la Hernia, generalmente se utiliza Prótesis de Refuerzo, tales como “mallas” de materiales diversos.

Una recuperación más lenta en el post-operatorio, sin embargo, es la opción a tomar en caso de no ser posible el acceso con Cirugía Mínimamente Invasiva o Laparoscópica.

La Reparación Laparoscópica de hernia es una técnica mediante el uso de incisiones pequeñas, telescopios y un parche (malla). Es posible que le permita un retorno más rápido al trabajo y a las actividades normales con una reducción del dolor en el caso de algunos pacientes.

*Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons (SAGES).

Si su cirujano ha recomendado una reparación laparoscópica, este información, puede ayudarle a comprender lo que es una hernia y cómo es el tratamiento.

 ¿Cuáles son las ventajas de la reparación laparoscópica de Hernia?

Reparación Laparascópica versus Abierta

La reparación Mínimamente Invasive de la Hernia Inguinal resulta:

  • En menos dolor.
  • Menos porcentaje de infección.
  • Recuperación más rápida.
  • Reintegración a las actividades normales más rápida.

*Bibliografía: ACS: American College of Surgeons.

Una de las principales razones por la cual los pacientes prefieren la Cirugía Laparoscópica;  en lugar de una reparación de hernia Abierta o Tradicional, es porque:

Durante las Hospitalización y luego del alta.

Sólo pensar en ello: Durante un procedimiento laparoscópico, es suficiente alrededor de 2 a 4 pequeñas incisiones (5mm a 20mm) y es mínimamente invasivo, la cirugía de Hernia abierta puede tener una incisión más extensa. El paciente se levanta de la cama a las 2 horas y se puede ir de alta el mismo día o al siguiente en el caso de la Cirugía Laparoscópica.

Después de una reparación laparoscópica de hernia, la mayoría de las personas se recuperan rápido, suficiente como para que puedan volver a la mayoría de las actividades normales luego de una a dos semanas. Mientras tanto, puede tomar un paciente de alrededor de 3 semanas para recuperarse y volver a las mismas actividades después de una reparación de hernia abierta.

Para las actividades intensas, como hacer ejercicio o levantar pesas ligeras, requiere alrededor de 4 semanas de recuperación para el procedimiento laparoscópico, mientras que requiere aproximadamente 6 semanas de recuperación para la reparación de la hernia abierta. Tenga en cuenta que estas estimaciones pueden variar sustancialmente dependiendo de la salud del paciente y la condición física general.

Calidad y experiencia relevante es un atributo muy importante para el cirujano tenga independientemente del método que utilizan para reparar su hernia. Sin embargo, en promedio, la mayoría de los cirujanos tienen más experiencia con cirugías abiertas en lugar de los procedimientos laparoscópicos.

Los cirujanos pueden realizar cirugías abiertas para muchas operaciones diferentes en todo el cuerpo humano. Mientras tanto, las cirugías laparoscópicas, son procedimientos más especializados, que pueden ser más común a sólo unos pocos tipos de cirujanos que utilizan esta técnica en su rutina diaria. Realizando la extracción de la vesícula biliar, cirugía bariátrica y reparaciones de hernias, entre otras.

Si un cirujano recomienda un procedimiento laparoscópico para su cirugía, usted debe preguntarles cuántas cirugías que han realizado con este método y por qué recomendaría para su operación. Algunos cirujanos pueden especializarse en el método de la cirugía laparoscópica e incluso podrían tener más experiencia con ella. Pero usted no quiere usar un cirujano que es mucho más familiarizados con la cirugía de hernia abierta y sólo se realiza una cantidad mínima de los procedimientos laparoscópicos. Le sugerimos que escuchar los consejos de su cirujano sobre cuál es el procedimiento que creen que es mejor para su funcionamiento, pero si usted está convencido de que debe hacerse por vía laparoscópica, entonces debería al menos encontrar un cirujano que tiene mucha experiencia con ese método.

Este tema ya ha sido discutido brevemente, pero la dificultad para el cirujano es realmente depende de la cantidad de experiencia que tienen.

La mayoría de los cirujanos tendrán más experiencia con la reparación de la hernia abierta sólo porque es la técnica más común realizada por ellos. Sin embargo, los cirujanos que tienen experiencia con el procedimiento laparoscópico puede ser muy eficaz y cómodo para la realización de la cirugía por vía laparoscópica.

Hay una curva de aprendizaje con la técnica de laparoscopia, pero muchos cirujanos llegar a ser muy hábil en ella y puede llegar a ser su método preferido. Sin embargo, le recomendamos que se asegure de que el cirujano tiene mucha experiencia.

    ¿Cubre mi Isapre y seguro una cirugía de Hernia laparoscópica o abierta?

Convenio “SIP” a traves de Clínica BUPA Antofagasta.